viernes, 6 de enero de 2017

Dicha de vivir

 
La imagen puede contener: una o varias personas y exterior

Has crecido.
Por tus pies
se han bañado
miles de mares,
y todos tan distintos.
Vives, insistes, reincides 
en la rutinaria esperanza
de amanecer cada día
con la misma ilusión.
No serás tan jovial 
y, algún día, partirás
como partimos todos,
deseando haberlo vivido.
No te lamentas,
pues fuiste dichoso,
y en cada amanecer
volverás a sentir
como crece la vida…
TatéGR
06-01.2017

lunes, 2 de enero de 2017

Desnudar los dedos


No hay texto alternativo automático disponible.

Desligar, liberar,
desnudar los dedos,
perder el norte,
ser náufrago sin rumbo.
(Saberse oasis
en el desierto…)
Dejar las formas,
las maneras, los modos,
el ropaje diario,
la sensatez.
Romper el viento,
los libros de miedo,
el papel arrugado,
la carta que nunca llegó…
Osar a caminar
si nos queda
un hilo de voz,
unas simples palabras,
una bella canción…
(Subrayar en el tiempo
lo que nunca se olvidó)
TatéGR
02-01-2017

Nada habrá cambiado


La imagen puede contener: cielo, noche y naturaleza

Después de doce,
doce uvas, doce toques,
un suceso de roces,
un abrazar entre oles,
estallido de colores...
Nada habrá cambiado
al mirarnos,
somos los mismos
después de derramar el vino
sobre el florido mantel.
Entonces levantaré la copa,
brindaré por el honor de ser,
desde el final hasta el principio, 
(ningún número cambia designio)
esos que abrimos el pecho,
que miramos la noche
buscando un trocito de cielo.
TatéGR
01-01-2017

jueves, 29 de diciembre de 2016

Manos frías

No hay texto alternativo automático disponible.

En el dominio de escribir
con el sentir lo que siento,
muchas veces, 
las palabras se fugan de mí,
como lobos que huyen
de las noches sin lunas.
Ya el poema no es refugio,
es la perpetua pared
que no encuentra oquedad
donde fluir con sus letras.
(La hermosura enjaulada
en su celda…)
Se siente fresco
en este lado de la orilla,
(mis manos están frías)
Mis dedos
son los dedos del pianista
tocando un piano roto…
TatéGR
29 diciembe 2016

lunes, 19 de diciembre de 2016

Florece el amor en diciembre


La imagen puede contener: planta, flor, naturaleza y exterior

No sólo en verano
el sol calienta la arena,
ni la mar entibia
las plantas del pie…
Ni sólo en las primaveras
las flores dejan su aroma
por todo este largo jardín…
No sólo en otoño
se desnudan los árboles
de sus más verdes hojas…
Aquí, en diciembre,
también hay días azules
abrazados al aire
del calor de las mañanas.
Todavía quedan pétalos
sobre la hierba mojada
dejando indicios claros
de sus flores más bellas.
Y las hojas amarillas
no han dejado de visitar
la vieja alfombra 
colgada del pretil.
Aquí, en diciembre,
también se puede amar
con el mismo frescor,
con el mismo ardor,
con la misma pureza
con la que se ama
en el verano y en la primavera.
(El otoño sólo se vistió
de su desnudez..) 
Taté GR
19 diciembre 2016

jueves, 8 de diciembre de 2016

El privilegio de envejecer



Niega, rechaza,
cualquier pócima, elixir 
que conserve la lozana apariencia
de ese cuerpo que sostienes.
No quieras eternidades
estoicas, impasibles
de una escultura
afianzada sobre un pedestal.
Encanecer es un sino
que la vida nos pinta
sobre nuestros cabellos.
Arrugarnos, una fuerza
de la gravedad
tallada en el cuerpo.
(Privilegio de seguir vivos
y avanzar….)
¿Deberías oponerte
al privilegio de envejecer? 
Que se llenen
de blancos cabellos,
que se tatúen
de arrugas la piel,
que la vida te guíe
donde tenga que ser…
Todavía podrás
romper hechizos
cuando sonríes,
y sabrás reconocer tus ojos
en el brillo de tu mirar.
Taté GR
7 diciembre 2016

Arena en los pies




Mar. Duna. Aire.
Sol sobre el caminante.
La voz sostiene la imagen.
Las letras se arrugan
entre papeles de nadie.
Todo este cuerpo
se sostiene breve,
ligero, serpenteante…
Y ahora, los nudos 
(en la garganta)
que bailen,
que se desaten.
Este silencio
que se armoniza
entre lo dicho
y lo que no sabes.
Mar. Duna. Aire.
Ser caminante.
Taté GR
1 diciembre 2016

martes, 29 de noviembre de 2016

La fugacidad de la tarde



Cuando desaparecen
los últimos rayos de luz
de estos atardeceres
tan luminosos,
lo que queda
es este olor a tierra,
a mar, a aire perfumado
por la fina hierba
que nació tras la lluvia.
Queda, esta fuerte lucha
resistiendo a la oscuridad,
a la fugacidad del sol
enredada entre las nubes.
Quién pudiera tener palabras
para decir tantas cosas,
quién pudiera tener silencios 
para no decir nada.
Mientras, la tarde se va
con la voz de las aves…
Taté GR
29 noviembre 2016

sábado, 26 de noviembre de 2016

Palabras libres



Menciono las cosas
buscando palabras
que se inventaron
paran nombrarlas.
Y las nombro,
las esculpo, las dibujo,
las tatúo en la sombra
de la nada…
Luego,como niños,
las declaro libres
de su definición,
las grito al viento
y ,en un vuelo airado,
se pierden en el océano.
Taté GR
24 noviembre 2016

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Claramente humana



Si en el enfado me enfado,
si en el error me equivoco,
si no entiendo cuando me explico,
si soy cien mundos en uno…
Mil visiones, mil abismos,
mil colores, mil suspiros…
…Mil y un latidos…
¿Y qué…?,
Si llevo la brisa del mar 
en los oídos,
la arena en los pies,
en las manos, en los bolsillos.
Los granos de sal,
la lluvia empapar,
la hierba brotar
de los dedos dormidos.
Hecha de carne y huesos,
de momentos vividos,
de grietas en los pies,
de sueños, de olvidos…
¿Y qué…?,
Si soy simplemente humana,
sin recatos, sin rodeos,
tan claramente humana,
que hasta las palabras
se enredan entre los dedos.
Taté GR
12 nov. 16